lunes, 14 de septiembre de 2009

Cuánto "bandalismo", qué mal está el mundo

Las fiestas de Pozuelo de Alarcón y la batalla campal que en ellas se lio entre los jóvenes y la Policía llevan más de una semana dando mucho que hablar. Sin embargo, para ver patinazos entre la "b" y la "v" no hace falta irse a esta localidad madrileña. Hoy, al hilo del tan traído y llevado "vandalismo" del que fueron testigos los habitantes de Pozuelo y los sufridos agentes que hubieron de enfrentarse a una marabunta alcoholizada, enfervorecida y sin valores, hemos decidido cruzar fronteras y demostrar que los desaciertos periodísticos no son un asunto exclusivo de España, sino que en numerosos medios hispanohablantes la cosa está igual o peor.

Comenzamos por La Crónica, diario del estado de Baja California, en México. No voy a comentar la redacción farragosa, las comas mal puestas (como la de las primeras líneas que separa sujeto y verbo) y, en general, la escasa inteligibilidad del texto, pero sí haré referencia al horroroso "*bandalismo" que aparece al final del mismo.


En El Espectador de Uruguay es un poco más fácil entender la noticia, pero me temo que tampoco en su redacción son muy amigos del diccionario.

El diario venezolano El Nacional peca exactamente de lo mismo: de tener los diccionarios llenos de polvo.


Sin embargo, no podemos abandonar un tema tan candente sin pasear un rato por nuestros medios nacionales, donde la flor y nata del periodismo destroza la lengua impune y constantemente cada día sin despeinarse siquiera.

Comenzamos por Telecinco, esa cadena que, en lugar de apostar por la telebasura, directamente se ha convertido en ella. Además, los encargados de manejar las tituladoras parece ser que no necesitan ni el graduado en ESO para trabajar ahí. Transcribiendo unas palabras pronunciadas por Federico Jiménez Losantos en la radio, se les coló un *bandalismo.




En ABC (si Luca de Tena levantara la cabeza...) dan cuenta también de algún problemilla entre la "b" y la "v".


Adn, protagonista indiscutible de nuestro blog, no porque tengamos una especial querencia por él, sino porque no queda más remedio que nombrarlo constantemente dada su inclinación a la deconstrucción sintáctica y el neologismo, reivindica su lugar en esta entrada a golpe de faltas de ortografía.

Terminamos con Hoy Extremadura, medio en el que conjugan el desconocimiento de la ortografía correcta de "vandalismo" con ciertas dificultades a la hora de redactar un titular comprensible por la mayoría de los mortales.


Hay cosas que se arreglarían fácilmente con una simple consulta al DRAE, pero si nos dejamos vencer por la pereza, el afán de producir rápido aunque mal o una confianza infundada en nuestros conocimientos, pasan cosas como éstas.

15 comentarios:

Fulgida dijo...

Creo que este error (y, ojo, que no lo disculpo) puede entrar en la categoría de "etimología popular": la confusión o la pérdida de percepción sobre el origen de "vandalismo"; esto es de "banda" ("Pandilla juvenil con tendencia al comportamiento agresivo", DRAE s. v. banda2) y no de "vándalo". De ahí la recurrencia del error.
¿No te parece?
Besos,
F

U.B dijo...

El bandalismo de la jentuza sinbergüenza y kafre. ¡Azótameeee!


¿Conoces los famosos "hoygan"?

Elwen dijo...

Me ha parecido un apunte interesante el de Fulgida, es eso o los medios se copian las noticias hasta las faltas de ortografía. En mis tiempos mozos el profe pillaba a los que se copiaban precisamente por eso xDD

Azote ortográfico dijo...

Elwen,lo que dice Fulgida es muy acertado. El término "bandalismo" no es sino fruto de mezclar las churras con las merinas (o los churros con Las Meninas, que no sería la primera vez que lo oigo). De hecho, el neologismo tiene hasta dominio propio en la Red, sólo que se trata de una web relacionada con bandas de música, en vez de con pandillas juveniles.

U.B., sí conozco los "hoygan", unas veces empleados con ironía, como es el caso de Ardaleth, y otras veces usados por puro desconocimiento. Sólo espero no encontrarme ninguno de éstos en la prensa escrita.

Isi dijo...

¡¡¡En todos los periódicos!!!

¿en el carrefour no lo ponía también? jijijiji

El Señor de las Moscas dijo...

Si las vándalos originales levantaran la cabeza... Y si lo hicieran los alanos, es que ya ni le cuento.

loquemeahorro dijo...

En el de Venezuela, además añadían "domicialiria"

A mí me ha gustado mucho el titular del coche, que efectivamente no lo entiende el común de los mortales.

Aunque más todavía eso de que "vienen de otros barrios a hacer maldades" o algo así, que no digo que sea un error, pero me encanta que algún país se hable así (o eso me creo yo) :-)

Homo libris dijo...

Coincido con vuestra apreciación: a mí lo de "bandalismo" me suena a asociación con las bandas que cometen estos actos vandálicos. Lo que no resulta disculpable, en grado alguno, tratándose de (ja, ja, ja) "profesionales".

Azote ortográfico dijo...

Isi, en Carrefour aún no he visto ninguna referencia a "bándalos" ni a "bandalismo", pero dales tiempo, que ya has visto cómo las gastan.

Loquemeahorro, en casi todos encuentras alguna metedura de pata más aparte de la señalada, pero muy bueno el apunte. ¿"Domicialiria"? es que tiene una casa en Liria? A saber...

Homo libris, ése es el quid de la cuestión. Se supone que los periodistas entienden la lengua como una herramienta de trabajo y muchos de ellos (no todos, afortunadamente) menosprecian a los filólogos porque, según ellos, no sabemos comunicar. Desde luego, para hacerlo así, yo no me molesto en aporrear el teclado.

¡Saludos!

Homo libris dijo...

El teorema de Shannon-Hartley establece que es posible transmitir información libre de "ruido" siempre que aquella no supere la capacidad del canal de comunicación usado.

Si adaptamos (libremente) esta definición a la profesión del periodismo, podría decirse que un periodista puede hacer su trabajo bien (esto es, sin ruidos ni errores) si la información que desea transmitir no supera la capacidad de su canal (esto es, el domino de la lengua que posea el periodista en cuestión).

Desgraciadamente, esto no suele ocurrir en los tiempos que corren, y se encuentra uno con periodistas que no entienden de un tema y, que para rematar la cuestión, no saben ni escribir aunque sea para encubrir su ignorancia con un léxico variado (y correcto).

Saludos.

Nando dijo...

Iba a decir que podía tratarse de un simple error de tecleo: no sería la primera vez que me sangran los ojos tras darme cuenta de que he escrito "me boy" por desplazar el dedo medio centímetro hacia la derecha. No obstante, tras leer la argumentación de Fulgida y ver la cantidad de "bandalismos" que has posteado, me temo que el problema no está en el dedo tanto como en la cabeza.

maribel dijo...

Hola Azote
después de todos vuestros comentarios sólo me queda decir que tantos no han podido confundirse, esto por desgracia, es muchas veces culpa de la central de noticias de la que el resto de los medios "copian y pegan", muchos becarios para ello, pero ninguno para revisar.

La reflexión que hacéis es interesante, porque pensar en la etimología, origen y asociaciones de las palabras es una forma de no confundirnos en el futuro ¿no?

Ayer, en nuestra calle en obras vimos este cartel:
"EN PUJAR" ;-(
Por cierto, ya te tenemos enlazada ;-)

estodevivir dijo...

Es orrible, orrible, cuanto bandalismo, me siento orrorizada y que haiga jente que hescriba ansi...

Ángeles dijo...

Pues sí, yo también estaba pensando en la confusión con 'banda', pero vamos, que esa confusión no sólo no disculpa el error, como bien dice Fulgida, sino que lo agrava. Da vergüenza ajena.

Homo libris dijo...

Buenas.

En mi blog hay una cosita para usted :)

Saludos flageladores.