lunes, 28 de diciembre de 2009

Málaga, predicando con el ejemplo

Hay un dicho que, modificado por la publicidad, terminó diciendo que "la calidad bien entendida empieza por uno mismo". El refrán original decía "caridad", pero aquí me rindo al ingenio del creativo (o creativa) correspondiente porque me parece un perfecto punto de partida para la entrada de hoy.

De todos es sabido a estas alturas que hay una feroz competición para hacerse con la Capitalidad Europea de la Cultura en 2016. Entre las candidatas, junto a otras como Córdoba, Ávila, Santander o Alcalá de Henares, se encuentra la ciudad de Málaga, que ha enarbolado la bandera de Picasso (quien renegó de su tierra en vida todo lo renegable aunque ahora, al más puro estilo 1984, pretendan hacernos creer que la historia fue otra) como su principal baza para intentar hacerse con este particular trozo de pastel. Sinceramente, considero que en el ámbito cultural aún le queda mucho por andar y que aprender a esta urbe un poco quieroynopuedo, para la que el turismo ha sido hasta no hace mucho una gallina de los huevos de oro que, de tan sobreexplotada, ha terminado por desfallecer.

La cultura es un compendio de muchas cosas, está claro; historia, literatura, pintura, escultura, monumentos y demás conforman un todo del que, no se nos olvide, también participa la ortografía.

Pues bien, el área de Cultura y Educación de la Diputación de Málaga lanzó recientemente Culturama, un programa gratuito que ofrece atractivos descuentos para espectáculos que se celebren en sus espacios culturales. Homo Libris y una servidora sucumbimos a pocas tentaciones, pero si nos unen las palabras gratis y cultura en una sola frase, nos cegamos. Así que él tomó la iniciativa de inscribirse a este recién nacido club y quedamos a la espera de ver qué podía ofrecernos.

Hoy ha llegado a casa la carta en la que se incluía una curiosa tarjeta, al estilo de las de fidelidad de los comercios, con la que a partir de ahora podremos optar (él como titular y yo como fiel acompañante) a descuentos en obras de teatro y otras actividades organizadas por la Diputación de Málaga. Junto con la tarjeta, se adjunta un folleto en el que se describen algunas de estas actividades, así como establecimientos colaboradores con la entidad. Finalmente, en dicho folleto encontramos información sobre cómo obtener una camiseta del ciclo de música "Alternativos".



Centrarme en ese , cuya tilde mal puesta ya reconoce hasta el zoquete del corrector ortográfico de Word, no me permitiría contener la sarta de improperios que se me ocurren a estas horas. Y es que no es la primera vez que comento que ti no necesita de tilde diacrítica alguna, pues por su naturaleza monosílaba no ha de llevarla.

Ay, Málaga, Málaga. Málaga "la bella", te llaman (lástima tu clara apuesta por el hormigón y por contentar a los de fuera antes que a los de dentro, pues bien es cierto que escondes un puñado de rinconcillos con bastante encanto). Los lavados de cara siempre se quedan en eso, en lavados de cara, y no se puede pretender ganar una capitalidad cultural creando iniciativas a marchas forzadas que, por la propia precipitación que las impulsa, terminan por derrumbarse como un castillo de naipes. Las cosas, para que salgan bien, requieren su tiempo (siempre se ha dicho que Zamora no se hizo en una hora); desgraciadamente, al menos por lo que respecta al dominio de las letras que demuestran sus instituciones, Málaga no parece estar preparada para ganar nada en 2016.

7 comentarios:

Homo libris dijo...

La verdad es que siempre resulta interesante que una ciudad intente renovarse en lo tocante a la cultura, máxime cuando la propia población oriunda del lugar cuestiona el nivel cultural de sus paisanos y de las actividades que se organizan allí.

El problema está, como dices, en que se quieran hacer las cosas demasiado rápido, casi a salto de mata, sin que esa mejora en el nivel cultural se produzca con el tiempo suficiente como para que sea interiorizada por todos de forma adecuada. Algo así como los buenos vinos (de esto entiendes más que yo :P), que requieren una debida maduración.

En fin, seguiremos viendo qué sorpresas nos depara Cultura y Educación en lo sucesivo.

Saludotes.

El Guisante Verde Project dijo...

La cultura por decreto nunca ha sido una buena idea. No obstante, creo que las instituciones tienen el deber de potenciarla, no de cualquier manera, pero sin dejar de hacerlo.
Aquí, en Bilbao, con el Museo Guggenheim se puso la primera (y enorme), piedra de un trabajo de reconstrucción urbana a todos los niveles, tanto en lo que se refiere al medio físico como al cultural. Fue una actuación claramente política, aunque afortunadamente ha trascendido esa faceta y ahora nos beneficiamos todos. En cualquier caso, para el 2016 hay dura competencia, pero como se querrá compensar el pufo de los JJOO, España tendrá una capital cultural con toda seguridad.

Un saludo!
(¿y el PocoYo de Azote?, me parece que no hay látigo...jejejeje)
Rb.

Homo libris dijo...

En esto estoy de acuerdo contigo, Roberto, las ciudades deben potenciar la cultura, pero no bajo cualquier precio o de cualquier manera. A lo que iba es a que no vas a reconvertir a alguien (y menos a una población por completo) en dos días, y que todo requiere su debida progresión.

Tampoco ayuda mucho lo de Picasso, la verdad, aunque ciertamente es un valor cultural de la ciudad (mal que pesara a aquel) y hay que mencionarlo, ciertamente.

En fin, que quitando que la de Málaga siempre me pareció una candidatura un poco traída por los pelos, es bueno que poco a poco vaya mejorando su oferta cultural. Eso sí, siempre menciono la librería Luces como un referente a seguir, y hay otras librerías de lo más interesantes (os encantaría, a Maribel y a ti, la Mapas&Compañía, y os recomiendo visitarla si bajáis a Málaga en alguna ocasión).

Un abrazote.

El Guisante Verde Project dijo...

No, no, claro. Es imposible hacer esa labor, y menos en un plazo de tiempo tan corto.
Lo de Picasso, claro que la realidad es la que es, pero date cuenta que teniendo una figura tan conocida entre sus hijos, resulta muy difícil obviarla. Ahora, el que quiera saber más solo tiene que leer, y escuchar lo que decía...
Si bajamos a Málaga, esa será la segunda visita que hagamos. La primera, vosotros, claro! :-D
Por cierto, Homo Libris, creo que ya es hora de confesarnos, ¿no?. Maribel y Azote.... ¿son Maribel y Azote?
Hahahahahha (risa siniestra)

Un abrazo!

Azote ortográfico dijo...

Hummm, Roberto, yo no soy creacionista, así que lo de la costilla me suena a cuento chino, jajajaja. Prefiero quedarme con eso de que "Dios los cría y ellos se juntan" (aunque a mí me crió mi madre, al César lo que es del César).

¡Saludos!

Fulgida dijo...

Yo, de cultura promocionada por las instituciones, casi que no voy a hablar, que soy valenciana y mucho teatro de la ópera, pero la "pela" se la lleva la fórmula 1.
En cuanto al "ti" y la tilde inexistente, la confusión viene dada, en mi opinión, por un cruce claro con "mí(/mi)" y el desconocimiento absoluto de la regla de acentuación de monosílabos. Los alumnos lo hacen sin parar.
F.

Azote ortográfico dijo...

Fulgida, lo de ti con tilde no deja de ser ultracorrección al fin y al cabo; aun así, sigo sin pensar que deba disculparse por ello. Hay a quien se lo señalas y encima se indigna... :(

En cuanto a la cultura con mecenas institucionales, es evidente que al final el interés que menos prima es el público.

Un abrazo.