viernes, 6 de mayo de 2011

Grandes patadas al DRAE (1): embergadura

Tenía esta entrada en retaguardia desde el 12 de abril, pero tuve la mala suerte de que, mientras estaba escribiéndola, surgió un problema bastante urgente que debía resolver, así que no me quedó más remedio que posponerla.

Andaba yo ese día leyendo la prensa en línea cuando abrí los ojos de par en par, incrédula y extrañada a la vez, al encontrarme con lo que me encontré en el periódico digital La Voz Libre.


Aunque en la noticia sobre el avión de Air France que colisionó con otro en el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York (EE. UU.) aparecen distintos errores (como la frase inconclusa con distinta tipografía) y fallos de puntuación (comas ausentes para cerrar cláusulas de relativo, además de comillas simples donde irían las dobles o, preferiblemente, las francesas), lo que verdaderamente me dejó atónita fue ese término "embergadura" con eme y con be. Entendí mejor su presencia, no obstante, al constatar que la noticia procedía de la agencia Europa Press, conocida por mostrar un dominio de la redacción solo atribuible a un alumno de preescolar.

De todas maneras, también es responsabilidad del medio que hace uso de dicha noticia revisar su continente y contenido antes de publicarla. No sucedió así, como se puede observar, y La Voz Libre no fue la única publicación en línea en pasar por alto semejante barrabasada. 


El periódico especializado en economía elEconomista.es también prescindió de la revisión y la edición de la noticia para proceder a su publicacion sin más, igual que Terra Noticias.


A la vista de estos hechos, solo me queda preguntarme lo mismo de siempre: ¿tanto trabajo cuesta y tanto tiempo consume una revisión más o menos exhaustiva? Ahí lo dejo.

9 comentarios:

Ángeles dijo...

Volvemos al tema de la profesionalidad, del cuidado, del interés por hacer las cosas bien. Todo eso falta en los medios de comunicación.
Y en cambio sobra dejadez, desidia, desinterés, falta de respeto por el trabajo y por el público al que va dirigido, y sobre todo, sobre todo, sobra ignorancia y el atrevimiento que esta conlleva.

Homo libris dijo...

Siempre podría haber sido peor: que hubiese venido con la ene, con su uve... y dividido en tres fragmentos.

En fin, ¿he dicho últimamente que cada vez se escribe peor? :(

Besos.

Aitzi dijo...

La verdad que sobre fallos de ortografía se podría escribir mucho. Yo me quedo con una página donde este problema está a la orden del día: Marca.com.
Lo mejor, es que en cada artículo hay un enlace que dice "¿Algún error en la noticia? Envíanos una corrección"
Por lo que he podido leer en los comentarios de noticias con errores, la gente les envía correcciones, pero nunca las aplican.

Siendo uno de los periódicos con más lectores (por cada noticia puede haber más de 1000 comentarios) podría cuidar más la lengua.

MJGF dijo...

El problema de esto es, además, que la noción de "error" queda desvirtuada. Para mí, un error ortográfico es como llevar una mancha en la ropa (una grande y vistosa) o como llevar la cara sucia al trabajo. Para la mayoría, no pasa de una arruguilla en los pantalones, que la sacudes un poquito con la mano y parece que ya no se nota; no es importante.
¿No te miras en el espejo antes de salir de casa? ¿No compruebas que todo está bien colocado, la cara limpia, la ropa como toca, etc.? Pues con tus textos, debería ser lo mismo, porque hablan por ti y de ti.
F
P.D.: Azote, te he visto recomendada en Twitter por Nosoloyod...

Lily dijo...

Hola, si te gusta la novela romántica, te invito a pasar a mi blog porque estamos celebrando un sorteo de dos novelas románticas. Espero que te apuntes. Un besito. Buen miércoles.

El rincón de los sueños perdidos

loquemeahorro dijo...

Yo tengo una teoría, en las secciones donde antes trabajaban tres personas ahora trabaja media, porque un día pensaron esos directivos que cobran "bonus":

- Si ya no hay que teclear la noticia, podemos copiar y pegarla y para eso con un solo periodista, nos basta. ¡Qué digo! Con el que hace las fotocopias y nos tre los cafés.

Mae Wom dijo...

Mi comentario no está directamente relacionado con la entrada. Solo quería decirte que me anoto tu blog, me parece muy útil. Desde pequeña me ha llamado la atención el lenguaje y sus normas, todas ellas tan ordenadas y obedientes, y siempre he procurado utilizar correctamente el lenguaje así que encontrar a alguien que llama a su blog Azote ortográfico me ha hecho mucha gracia.
A pesar de lo que te he dicho me permito mis licencias/patadas como no poner el signo de exclamación o interrogación al principio de una oración. ¿El motivo? Pura pereza. (Ya habrás visto que aquí lo he puesto bien, no es plan de quedar mal en la primera impresión :P)

Con lo que ya no puedo es con los correos electrónicos escritos en lenguaje sms, es ke m pne d ls nrviossssss!!! ;)

Un saludo y enhorabuena por el blog.

Eva dijo...

Cada día les importa menos cometer faltas de ortografía a las personas. Tengo la terrible manía de poner comas, acentos y demás normas ortográficas, pero si no me marca en rojo el recuadro en ocasiones no se si esta bien o mal y eso que insisto mucho en este tema. Pero incluso al darme cuenta que le falta algo a lo que escribo en tema de comas, punto y coma, etc. estoy muy mal.

Gabriel sacasas Solldevilla dijo...

"Eso fue en 2008 y desde entonces Adif noe ha realizado ninguna obra más de gran embergadura. El mayor tránsito de pasajeros colapsa a menudo la estación y las vallas continúan ocupando la plaza, sin función alguna." Edición digital La Vanguardia 28 9 13